Nuestro sueño es tu libertad.  
     
     
 
                   
  Imaginamos un momento armónico en donde todos nos preocupamos por todos para juntos crecer. Ese momento, que soñamos, se ha hecho realidad con personas como tú. Personas que además son cercanas a ti y que hoy tienen el control de su presente y de su futuro porque tienen el control de su dinero con la ayuda de un asesor financiero. Ese sueño que hoy late con fuerza está aquí. Somos Avancia®. Y nuestro único objetivo es que tú y las familias de México disfruten lo que con esfuerzo se han ganado. Aquí, no hay letras chiquitas.  
                   
  NUESTRA ALMA GANADORA HA PROVOCADO UNA REVOLUCIÓN.  
                   
                   
  El TODO es más que la suma de sus partes.
   
 

…Aunque cada parte es relevante en sí misma para encontrar ese resultado esperado al momento de ensamblarse con los otros elementos. Por esto, además del lazo cercano, de confianza, que construimos con personas como tú, Avancia® ha tejido una red de alianzas para así diseñar las mejores oportunidades de inversión.

                   
 

Estamos cerca de aquello que nos importa.

Nuestro primer consejo es y siempre será: “Págate a ti”.

     
 

Estamos cerca de ti. En todo momento, nuestro consejo y asesoría los tienes para que en conjunto tomemos las mejores decisiones sobre cómo invertir en tus finanzas, en tu salud, en tus proyectos de vida y en la seguridad de tu familia.

Trabajas toda tu vida para los demás. Le pagas al casero, a la hipoteca, a la compañía de cable o satelital, a la del teléfono, al banco: intereses, intereses e intereses por pagar y por el manejo de un cuenta que te da muy bajos rendimientos. ¿Y a qué hora te pagas a ti?

                   
 

¿Qué pasa
con la gente cuando llega a los 65 años?

 

54% son dependientes.

36% continúan trabajando.

5% murieron.

4% está estable económicamente.

1% cuenta con grandes riquezas.

 

¿Por qué el 95% falla cuando se habla de sus finanzas personales?

 

1.No tiene educación financiera.

2.No tiene una estrategia financiera a largo plazo.

3.No tiene un Arquitecto Financiero® que los guíe.

 
             
 

¿Cuál es tu número?

Para explicar la estrategia que hemos desarrollado en donde eres tú quien debe pagarse primero, debo preguntarte: "¿Cuál es tu número?". La respuesta a esta pregunta es el primer paso para diseñar tu independencia financiera y lograr así esa libertad que anhelamos.

¿A qué edad pienso retirarme y gozar mi edad adulta? ¿A los 60? ¿A los 75?

¿Cuánto necesito acumular para vivir cómodamente?

Si deseas retirarte en 30 años con $300,000.00 pesos disponibles anualmente, es decir alrededor de $25,000.00 pesos al mes por un periodo de 15 años, tú número de independencia financiera es de $4,500,000.00 pesos. Por lo tanto tendrías que empezar a acumular $12,500.00 pesos al mes hoy.

Conocer tu número es fundamental para iniciar tu libertad financiera

 
                   

Adiós bancos. No más intermediarios.

Usa tu dinero, úsalo para ti, no lo prestes. Los bancos, las uniones de crédito, los agentes de seguros y sus compañías te dan siempre y te darán los rendimientos más bajos. ¿Por qué? Porque ése es su negocio. Buscan su beneficio vendiéndote el producto más redituable para ellos, no el más benéfico para ti.
 
                   
 

Las ganancias deben de ser tuyas, no del banco.


Los bancos utilizan tu dinero para colocarlo en fondos de inversión de alto capital. Los intereses generados no son compartidos contigo. Los bancos se quedan con el 7% dejándote a ti un ínfimo 3% sin contar los descuentos por manejo de cuenta, de cajero, penalización… Nuestro objetivo es que cuando inviertas ganes y ganes el 100% de los intereses generados, es decir el 10% que va directo a ti y a tu familia, sin compartirlo nunca más con el banco. Eso, es innovación financiera. Eso, es revolución.

Págate a ti.


Ahora sí, ha quedado claro que debes conocer tu número para diseñar tu libertad financiera y hacerlo sin intermediarios es la estrategia a seguir. Ahora, es momento de hablar de nuestro primer gran consejo que es pagarte a ti primero.

Imagina que a los 25 años y con tu primer empleo decides ahorrar $1,500.00 pesos al mes. A pesar de los bajos salarios, para un ejecutivo junior esto es posible. Imagina que decides además retirarte a los 65 años, es decir, conocer tu número.

Con una tasa de rendimiento al 10% por 40 años, esos amables $1,500.00 pesos al mes, al momento de tu retiro, llegan a sumar exactamente $14,907,387.00 pesos. Otro de tus números. Lo que representan $49,691.00 al mes para vivir tranquilamente los próximos 25 años más.

 

 
                   
 

El que espera deja de ganar.

En el escenario anterior decides hacer la misma inversión un año después, a los 26 años, con los mismos $1,500.00 pesos a una tasa de rendimiento del 10%: Tu número. Al llegar a la edad de tu retiro, ese año en el que no invertiste equivale en el tiempo presente la suma de $18,000.00 pesos. Parece poco. Sin embargo, esa cantidad significó $1,569, 244.00 pesos menos de tu total, es decir, $27,788.00 pesos mensuales para tu retiro: Casi 50% menos por un año de espera.

Decidir pagarte a ti, es invertir cada mes para asegurar tu libertad financiera. Por eso, “pagarte a ti primero” es nuestro principal consejo

 
                   
 

Los banqueros se rigen por el 72.
Es la regla de banqueros. Es así y así siempre será. El número 72 es el resultado de un complejo trabajo actuario que estipula que al dividir este número entre la tasa de interés redituable se obtiene el número de años en el que tu dinero tardará en multiplicarse.

Es por esto que tu dinero en el banco a una tasa del 3% tarda 24 años, más de dos décadas en crecer. Bajo una tasa del 12% ese tiempo se acorta a 6 años, el tiempo justo para ver un crecimiento real y benéfico para ti y no para los bancos, de tus finanzas.

                   
 

¿Cómo te sentirías si toda tu vida pagaras por dos productos y al final sólo te regresaran uno?

Compra temporal e invierte la diferencia.

  Compra temporal e invierte la diferencia.
Es nuestro segundo mejor consejo como tus asesores financieros. Este sencillo movimiento te genera grandes rendimientos. Los agentes de seguros o bancos nunca te aclaran que al comprar un seguro de vida con una inversión para el ahorro, al morir, sólo te pagan lo correspondiente al seguro de vida pero no te regresan el dinero ahorrado. Eso, lo retienen ellos.
 
                   
 
 
                 
 

Teoría de la responsabilidad decreciente

Si planeas tener una familia debes planear los gastos que eso conlleva, por ejemplo, colegiaturas, hipoteca de casa, el crédito del auto. Si ya lo vives, sabes que esas responsabilidades van siendo menos al transcurrir el tiempo. Son etapas de la vida. Al momento en que tus hijos universitarios se gradúan, una nueva realidad económica, más sólida, emerge.

En Avancia® te asesoramos para que planees estas distintas etapas con la cobertura necesaria para esos momentos. Un seguro de vida de mayor cobertura al inicio de tu vida paternal o maternal que llegue a ser menor cuando las responsabilidades de manutención sean menos. Y recuerda, sobre todo, tener un seguro de vida temporal para que con la diferencia inviertas en el ahorro para un patrimonio financiero creciente.

                 
 

Seamos arquitectos de tu Casa Financiera®.

Juntos, le damos solución a tus compromisos económicos para alcanzar la anhelada libertad financiera. Esto lo logramos al construir tu Casa Financiera®. Aquella que delinea tus necesidades y cómo debemos cubrirlas.

 
       
 

No se puede generar fortuna cuando se debe.

Es una regla básica y nuestro segundo paso, junto con la Casa Financiera®, para trazar la estrategia hacia tu libertad económica. Debemos hacer un Apilado de Deuda.

El primer paso es organizar tus deudas. Jerarquizarlas según el adeudo.

Después, debemos empezar a pagar la deuda menor, es más sencilla de terminarla. Con el dinero utilizado para pagar la primera deuda, una vez saldada, empiezas a pagar la segunda. Una vez que se paga la segunda nos concentramos en pagar la tercera hasta terminar con todas tus deudas.

Con base en el ejemplo anterior, una vez que terminas de pagar tus deudas puedes invertir $9,700.00 al mes para tu retiro.

Se debe utilizar todo el capital disponible extra para pagar las deudas.

No tener deuda y generar riqueza a partir del ahorro, es el camino directo y sin baches hacia tu libertad financiera.

Ser libre económicamente y saber dónde y cómo crece tu dinero es el objetivo que ahora compartimos contigo. Si tu creces, Avancia® crece contigo. Somos un equipo. Somos tus asesores financieros y tendremos para ti siempre, el mejor consejo para que vivas tus sueños.